Barcelona Tendencia en Moda

Barcelona puro arte, diseño & gastronomia

Son jóvenes, creativos, cosmopolitas de pensamiento moderno y con afán de triunfar por trabajar y creer en lo que hacen. Y, además, viven en Barcelona. Han elegido ese destino porque esta ciudad costera se ha convertido en toda una referencia en cuanto a tendencias y moda desde que en los Juegos Olímpicos de 1992 se ganase el título de “moderna y elegante”. Pero ¿por qué?¿Por qué Barcelona es tendencia en moda? 

Barcelona, una ciudad tendencia en moda

La comunicación juega un papel muy importante y cualquier español sabe que los barceloneses están hechos de otra pasta. Muy lejos de la mentalidad que se respira en Madrid, los residentes en Barcelona son más amantes de lo suyo, de sus diseños, de lo fabricado en su ciudad: catalanes. Para cualquier negocio hay que saber comprar y vender y está claro que ahí los de Cataluña aprueban y con matrícula de honor.

Pero no sólo marcan tendencia por los creadores que viven allí, sino por sus tres millones de turistas al año que afianzan la ciudad como destino para “la buena vida”.  Una moda gana adeptos americanos, británicos e italianos, los extranjeros que más visitan la ciudad.

Barcelona es tendencia en moda, es arte, diseño y gastronomía. Para preservarlas tienen sus propios templos de la moda, parada obligatoria para sus visitantes más ‘trending’. En pleno Paseo de Gracia se erige el |Hotel Majestic. Edificio emblemático y reformado que se ha convertido en un punto de encuentro para las grandes firmas internacionales. Algunas tiendas convierten a este paseo en la avenida de la moda, como en el número 51, un espacio elegante donde las exclusivas prendas de Lujo se exponen para los más exigentes (150 euros el pantalón, casi nada). Otro hotel-boutique es el | Murmuri, donde conviven lo moderno y lo clásico o el Santa Eulalia con firmas nacionales e internacionales.

Pero lejos de la zona de compras, también imperan las galerías de arte como Passage Barcelona en Abat Samsó número 7.

Tolerancia

Es una ciudad sin prejuicios, el ambiente de libertad se respira en sus calles y sus gentes no juzgan a los demás por venir de fuera, por tener un aspecto diferente, una determinada manera de vestir o de actuar. De ahí que sea el escenario perfecto para los creadores a la hora de experimentar en sus tendencias. Y quizá esa falta de prejuicios que impera en sus gentes también permite el maridaje entre lo antiguo y lo moderno que se observa en su arquitectura y en sus barrios. Una ciudad que se construye cada día, como la Sagrada Familia. 

Equilibrio entre vida y salud

Decía una entrevistada en el diario El País que en Barcelona había encontrado el equilibrio ideal entre la necesidad de trabajar y ganar dinero, así como el reconocimiento de que la vida es corta y hay que disfrutarla. Y eso podría definir perfectamente a la moda, siempre cambiante y adaptándose a las necesidades de la vida. Eso sí, con el objetivo de sacar rentabilidad de ello.

080 Barcelona Fashion

Pero si hay un evento que convierte Barcelona en estandarte de la tendencia es la 080 Barcelona Fashion, que este febrero celebraba su decimonovena edición. Escaparate para diseñadores y marcas con espacios dedicados a la exposición y la venta. La cita se apoya en desfiles, conferencias y actividades paralelas para dejar la huella del sector e intentar cubrir tanto a diseñadores independientes o nuevos creadores como a marcas más comerciales.

Y es que “Barcelona es una ciudad cosmopolita, de moda, joven, creativa, en movimiento, como Marsella, la ciudad de American Vintage”. Lo decía Mikaël Azouklay, creador de la exclusiva marca American Vintage cuando se instalaba en 2013 en la Rambla Catalunya. Una ciudad que, como a ellos, sirve de trampolín a diseñadores.

La ciudad intenta integrar como propias las nuevas tendencias que la han convertido ya en la capital de la innovación.

Lo último de la tecnología

Pero la tendencia no solo se marca con lo textil o artístico, también pasa por la última tecnología. Para ello, Barcelona también reúne a lo mejor del mundo en el Mobile World Congress, una feria que marca las pautas para saber qué tecnologías serán tendencia en 2017 y conocer las nuevas estrellas del mundo del Smartphone.

Sin embargo, si analizamos cifras, la industria textil se lleva la parte más grande del pastel en cuanto a consumo se refiere. Barcelona es la ciudad más importante para el sector con una media de 142 clientes diarios en sus establecimientos de moda.

Por lo tanto, para todo lo que tenga que ver con lo ‘cool’ lo moderno y lo rompedor, en España está claro: la reina es Barcelona.